El Bolillo (2da parte)

Como ya lo habíamos platicado http://El bolillo (1ra parte), el bolillo es de origen francés, y en México lo usamos para diversos platillos. Ya hablamos del mito del susto y el bolillo, de la torta (con su origen incierto) y de la capirotada.

¿Todavía hay más por hacer con el bolillo? Pues sí.

Molletes

Es un clásico para el desayuno, y su sencillez no le quita sabor.

Se parte el bolillo y se untan frijoles refritos en cada mitad, se cubren con queso manchego o quesillo. Se hornea hasta que se funda el queso y el pan quede doradito. Acompáñalos con pico de gallo o salsa bandera.

Aunque este es el clásico mollete, hay tantas variedades como ingredientes; molletes con chorizo, con pollo, con chilaquiles, con champiñones, etc.

Bocadillos

Para las reuniones algunas personas prefieren los minibolillos al bolillo tradicional, pues el tamaño es más favorecedor.

Para hacer los bocadillos solo debes rebanar en rodajas el bolillo, unta el pate o queso crema, si lo prefieres puedes poner trocitos de tocino o jamón serrano. Tu imaginación es el limite.

Migas

Es un caldo de huesos de puerco y chile guajillo, una vez listo el caldo, se agregan los trozos medianos de bolillo frío, que no sea del día.

Comenzó como un platillo humilde, solo el caldo con pan, pero ahora lo puedes comer con carne de cerdo o huevo.

Crutones

Estos trocitos de pan crocante se utilizan en ensaladas y cremas.

Rebana los bolillos en rodajas, las rodajas en tiras y las tiras en cubitos.

Vierte un poco de aceite de oliva sobre los cubitos y hornea de 12 a 15 minutos. Saca del horno y espolvorea hiervas finas o sal de ajo. Todo depende de tus gustos. deja enfriar y disfrútalos con tu ensalada o crema favorita. Solos también son una delicia.

Pan Molido

Es muy fácil hacerlo, solo necesitas bolillos secos, duros como piedra, pero aguas, verifica que no tengan moho.

Ahora necesitas un rallador de queso y a rallar!

Una vez rallado puedes agregar sal y pimienta, hierbas finas o caldo de pollo en polvo. Tus empanizados quedaran deliciosos.

Pan con mantequilla y algo más…

Por último, en tu bolillo puedes untar un sinfín de sabores; mantequilla, crema de cacahuate, crema de avellanas, queso crema, cajeta, mermeladas, chantilly, crema pastelera, paté, betún, etc, etc.

Ahora es tu decisión, ¿Con qué acompañarás tu bolillo? ¡Cuéntanos!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *