El Bolillo (1ra parte)

El bolillo, que no puede faltar en la mesa, y es parte de nuestro día a día, es de origen francés, traído por un panadero de la corte de Maximiliano de Habsburgo.

Con el crecimiento de las panaderías en el siglo XX, los panaderos que buscaban destacar de la competencia, comenzaron a venderlo caliente, de ahí la costumbre de sacar pan cada 20 minutos.

Era mucha la demanda, debido a su bajo costo y deliciosos sabor, se terminaba en cuanto salía a la venta directo del horno, de ahí la frase “Se vende como pan caliente”.

Con el tiempo este pan básico, fue acompañado con diferentes ingredientes, y usado de diferentes formas en la gastronomía mexicana, de punta apunta, en la república se conoce a este noble pan o sus variantes; telera, birote, pambazo y baguette.

¿Qué puedo hacer con un bolillo? Estas son algunas sugerencias.

Un bolillo pal susto

Es un mito que el bolillo, sea un remedio para un susto

Aunque en esta época se sigue diciendo que debes comer bolillo después de un susto, por que encapsula la bilis, o evita que te de diabetes, o por que siempre lo sugirió la abuelita, la realidad es que solo es un mito, el bolillo no ayuda en un susto, pero que rico es.

Torta

El origen de la torta no se sabe a ciencia cierta, el historiador Jeffrey M. Pilcher dice que surgió durante el periodo porfirista (1876-1911), mientras Jesús Flores y Escalante sitúa su origen en la ciudad de Puebla por el año 1874. Los familiares de Armando Martínez Centurión, afirman que fue el inventor de la torta en 1892 . Aunque la primera prueba de su existencia se encontró en la sección de avisos del periódico “El Pájaro Verde” del 8 de febrero de 1864.

Torta

Aunque para disfrutar una torta no necesitamos saber su origen.

La torta es un bolillo cortado de manera horizontal aderezado generalmente con mayonesa y relleno, se pueden comer frías o calientes.

Existen infinidad de tortas y variaciones, por el tipo de pan, relleno o lugar de origen, las más conocidas son:

De jamón, popularizada por el chavo del 8.

De cochinita pibil.

Ahogada: Rellena de carnitas y bañada en salsa roja. Originaria de Guadalajara.

Pambazo: Relleno de papa con longaniza y bañado en salsa de guajillo, se calienta en un comal.

Guajolota: Torta de tamal.

Tecolota: Torta de chilaquiles.

Guacamaya: Tortas rellenas de chicharrón de cerdo, cueritos, jitomate, aguacate, cebolla y una salsa picante. Originaria de León Guanajuato.

Cemita: Rellena de milanesa, quesillo o queso fresco, aguacate, papaloquelite, y cebolla. Originaria de Puebla.

Capirotada

Son muchos estados en los que se prepara la capirotada como postre típico.

Esta hecho con rodajas de bolillo tostadas y horneadas con cacahuate, pasas y nueces en salsa de piloncillo y canela. Puede ser crocante o suave, dependiendo el estado.

Capirotada

Hay más que platillos que hacer con el bolillo, mientras disfruta de estos.

Espera la segunda parte, va a estar delicioso.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *